martes, 15 de febrero de 2011

Capitulo: 6 - "La boca del lobo"

El camino de vuelta a casa se le hace aun mas pesado que la fiesta.
Ella va en los asientos traseros del mercedes. Su padre conduce, su madre en el asiento del copiloto, no para de alagar a Carlos:
-Marta a echo un gran trabajo con ese muchacho. Ahora que a cumplido los 18, tiene edad para conducir, deberías ir a más sitios con el, Elena.
-Que pena que allá cumplido 18 y no 48 –le dice apoyándose en el reposacabezas- sino seria ideal para ti, mama.
Gonzalo suelta una carcajada, que pronto es desaprobada con la mirada de Pilar.
-Hablo en serio, Elena –se gira en el asiento para poderla mirar-
-Yo también, mama – sin hacerle caso, cierra los ojos para darle a entender que esta cansada-
-Y yo también hablo en serio –interviene Gonzalo fingiendo enfado- ese chaval te hace ojitos Pilar, no quiero que lo vuelvas a ver.
Al llegar a casa, abre esperanzada sesión en Tuenti. La desilusión la invade, al no encontrar su nombre en la lista de conectados. Mira el reloj: 22:17, claro el estará disfrutando de su fiesta.
Sandra si esta conectada. La saluda:
Elena dice: fea
Sandra dice: Ey! Donde te metes???
Elena dice: en la boca del lobo…
Sandra dice: ¿?
Elena dice: si… en una boca casi acabo! a sido el cumple de Carlos
Sandra dice: jaja y como que casi acabas en su boca? Ellen, Ellen… que has hecho?
Elena dice: mañana te cuento que estoy muerta del cansancio
Sandra dice: clarooo CANSADA!!!
Elena dice: no seas mal pensada! Hablamos mañana en clase.. me voy a dormir
Elena se a desconectado
A la mañana siguen. Después de despedirse de su padre con un beso y bajarse del coche. Elena ve que Sandra la espera en la puerta del instituto, acompañada de su sonrisa malvada.
-¡Buenos días Caperucita! –la saluda a poca distancia- ¿Ayer acabaste en la boca o en la cama del “lobo”?- le susurra con picardía, cuando están mas cerca-
-Gracias a Dios, en ninguno de los dos sitios –le contesta parándose frente a ella.
-¿Entonces?, ¿Qué paso?
-Ni yo lo se – emprende camino a la puerta del instituto- estaba durmiéndome del aburrimiento, gracias a sus amigos los simpáticos. ¡Y de repente lo tenia frente a mi apunto de besarme!
-¿Y no le dejases?- le pregunta mientras la sigue através del patio.
-¡No!
-¿Por qué?
-Porque, no quería besarlo- llega a la puerta del edificio y se sienta en las escaleras de al lado- porque sencillamente, no tenia ganas de besarlo
-¿Y por que?- se siente a su lado
-Porque… no tenía ganas –mira a su amiga. Con esa respuesta no se va a conformar- no me hubiera importado besarlo, pero no hubiera disfrutado haciéndolo. Yo me atrevería hacer puenting con el, a pesar de que es algo peligroso se que no me pasaría nada, pero no disfrutaría. ¿Entiendes?
-¿Quieres decir que, podrías tener una relación con el, e iría bien, pero no serias feliz a su lado?
-Si…!exactamente eso!¿Y a ti te suspenden lengua?
El timbre suena, las puertas se abren, y la multitud de estudiantes entran a darlo todo el último día de la semana.
A Sandra no le vasta con escuchar la historia una vez, se la tiene que repetir en todos los cambios de clases, con todo detalle. Se la termina aprendido de memoria.
A la tarde, Elena habré su Tuenti, pero nada, no esta el.
Lo que si que si tiene es un comentario de Sandra: Ellen! Vamos hoy a Kiss?
En un par de horas las amigas, muy bien arregladas, se encuentran en “Kiss” disfrutando que es viernes.
Al igual que unos días antes, Sandra baila en la pista, mientras que Elena se queda en la barra.
-Hola preciosa –le dice un chico, con pintas de estar un “poquito” borracho sentándose el taburete que hay a su lado.- ¿Esta libre?
-No- un no rotundo.
-OH ¡vamos!, cambia de humor, podríamos hacer… –arquea las cejas- algo
-OH ¡vamos!, –suelta una carcajada- cambia de cara, y… -se hace la pensativa- no, ni aun así podríamos hacer “algo” juntos.
El chico la mira sin saber que hacer. Finalmente se levanta y se va.
Ella ríe. En enseguida otro ocupa el taburete libre.
-Que sepas que iba a intervenir –es Jorge riéndose- pero no me has dado tiempo.
-¿Me persigues?- pregunta disimulando bastante bien su sorpresa.
-No, solo te cotilleo los comentarios en Tuenti –confiesa- Vamos hoy a Kiss…- cita el comentario de Sandra- ¿Eyen?
-Ellen- le corrige- así me llama, ¿no te gusta?
-No.
-Mi padre me llama Lena…
-Ese me gusta más…
-¿Vienes solo?-pregunta con una sonrisa sarcástica, mientras que con la mirada, busca al posible acompañante por el local.
-Si, me han traído y se han ido.- le copia la sonrisa sarcástica- Pero, me han mandado saludos para tu amiga.
-¿Hablas de mi?- aparece Sandra colocándose en medio de los dos.
-Si, te mandan recuerdos.
-Ya. –contesta, comprendiendo de quien son los recuerdos- Ahora que estas acompañada –mira a Elena y le guiña un ojo- no te importa si vuelvo por mi cuenta,-señala con la cabeza a un moreno que tiene a pocos metros- ¿no?
-¿Me acompañas tu a mi casa?- le pregunta Jorge aguantándose la risa.
-Claro…
-Bien, pues me voy- besa a su amiga en la mejilla- te quiero
-Que duermas bien- responde con todo irónico-
-Eso no lo dudes…-le susurra con sus sonrisa malvada. Mira a Jorge- ¡Chao!
-Adiós
Se va del brazo del moreno, y los deja solos.
-Esta como una cabra
-Ya-admite ella mirando su reloj- solo tengo media hora. Vivo cerca de aquí, pero ¿Qué te parece si vamos tirando?
-Bien, esto se esta llenando y agobia un montón.
Los dos salen del local como pueden.
En la calle se atan las chaquetas, ya empieza a hacer frío.
Ella lo dirige camino hacia su casa.
-¿Y que tal en la fiesta?- le pregunta el, metiendo las manos a los bolsillos
-Regular- bromea- ¿la tulla?
-Genial, estuve hasta las cinco y…
-¿!¿Hasta las cinco?!?- le interrumpe- ¿Cuánto duran?
-¿Las bodas gitanas?-esboza una sonrísa- depende, algunas días…
Ella lo mira con los ojos muy abiertos.
Con su pelo recogido en una coleta, sus ojos verdes clavados en ella y una mueca divertida, le trasmite tranquilidad. Es la primera vez que habla con el, y se siente cómoda.
A el le pasa lo mismo.
Elena le parece frágil y fuerte a la vez, con su delicada forma de andar, pero nunca dando un paso en falso. Con su melena rubia que parece que esta siempre donde ella quiere. Sus ojos claros inquietos y su sonrisa que desaparece y aparece en cosa de segundos.
-Ya te llevara a una boda gitana, para que veas lo que es una fiesta.
-Yo lo que quiero es oírte tocar la guitarra- para enfrente de su portal- es aquí.
Se miran si saber como despedirse
-Te invitaría a subir –se escusa ella- pero no creo que a mi madre le haga mucha gracia…
-Entonces, prefiero conocerla en otra ocasión.
-Vivo en el 4º B –dice señalando su timbre- por si te interesa…
-Porta 72 –lee mirando el numero de la puerta- 4ºB… intentare recordarlo.
-Vale,-de un paso hacia delante y espera su reacción, el reacciona en seguida y se acerca a ella. Se despiden con 2 formales besos en las mejillas- hasta mañana
-Hablamos por el Tuenti. – dice dando 2 pasos hacia atrás- Buenas noches.
-Adiós- le echa una última sonrisa mientras saca las llaves del bolsillo.
Jorge decide que es más adecuado que le recojan en Kiss, así que vuelve a la discoteca. Por el camino llama a Toni:
-¿Diga?
-Os espero en la puerta de Kiss
Se oye una voz de fondo.
-Dice el “Pelau” que te va a dejar hay por traicionero- se mofa –
-Venga…y daros prisa que hace frío.- cuelga
Llega a Kiss, y espera enfrente de la puerta
Dos chicas solitarias, con las minifaldas demasiado cortas al pesar del mal tiempo que hace. Le saludad con unas sexys sonrisas, invitándole a entrar dentro.
La única respuesta que conquistan es que el mire hacia otro lado. Por lo que les toca entrar solas.
Un par de minutos después, un BMV rojo para derrapando cerca suya. Dentro le esperan Toni y el “Pelau”. Sube al coche.
-¿Qué tal?- le pregunta su primo acerca de su pequeña cita.
-Bien, ¿tu? – hace como que no lo a entendido.
-Muy bien tampoco te ha ido, ¿no primo?- bromea mientras el Pelau arranca- Te a mandado pronto a casa…
-Se tenía que ir, imbecil
-Excusas…-interviene Pablo
-¡A ti ni eso!- le acusa Toni, entre risas.
A Pablo no le hace gracia:
-¿La has visto, Jorge?
-Si, ya le he mandado recuerdos tuyos –hace una pausa- ahora entiendo como podía salir contigo, estáis igual de trastornados.

No hay comentarios:

Publicar un comentario